Rodrigo Duterte, el presidente de Filipinas lidera un gobierno estricto que muchas veces limita en lo dictatorial. Esta vez, y en vista del aumento de casos positivos dispuso medidas extremas para aquellos ciudadanos que no respeten el confinamiento.

Filipinas es un país en el Sudeste Asiático compuesto por un conjunto de islas ubicadas en el denominado “cinturón de fuego del pacífico”.  El país es una república constitucional, administrada como país unitario por un poder ejecutivo.  El presidente de la república ostenta tres cargo: Jefe de Estado, Jefe de Gobierno y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.  Posee un poder legislativo compuesto por un Congreso Bicameral y un Poder Judicial cuya jefatura es la Corte Suprema.

Medidas extremas para hacer respetar la cuarentena

El presidente filipino Rodrigo Duterte emprendió la medida extrema al darse cuenta que la población no respetaba las instrucciones de confinamiento, habiendo registrado, en un solo día 538 casos (31 de marzo).  La decisión del mandatario produjo críticas en la mayoría de las organizaciones de derechos humanos.

Filipinas posee una población de 109 millones de habitantes y actualmente presenta 6.981 casos positivos, de los cuales 3.175 se encuentran internados; 462 personas han muerto de la cuales 16 fueron registradas este jueves 23. (Fuente: https://www.doh.gov.ph/2019-nCoV).

Recompensa a quién encuentre la vacuna

Otro hecho notable, es que el presidente de Filipinas ha ofrecido una recompensa de US$ 200.000 para el que encuentre la vacuna contra el Covid-19. “COVID-19 es un enemigo público no solo en Filipinas sino en todo el mundo; el presidente anunció que otorgará una recompensa de hasta 10 millones de pesos filipinos (USD 197.092] a cualquier filipino que descubra una vacuna contra el virus”.

Fuentes de consulta

Por admin